Tarda pero llega

Alvaro Riva Rey*
02/07/2014 - En diciembre de 2005 el Prof. Hugo Riva Buglio hizo llegar una carta al intendente Juan Giachetto, cuando hacía poco que había asumido la administración del Frente Amplio en Florida.
Proponía que el teatro de verano de Florida llevara el nombre de José Alberto Dibarboure, admitiendo  haber fracasado en dos intentos anteriores: uno en 1985 y otro ante el director de Cultura de la misma administración Giachetto.
En la carta el Prof. Riva Buglio sugería el nombre de “El Beto” y en cuatro páginas fundamentaba los méritos. “Confío en que ahora, con un nuevo enfoque de la vida del país, esta iniciativa se pueda canalizar”, decía Riva, con esperanzas que terminaron en frustración.
La carta de Riva tuvo, además, el apoyo de quien en ese momento era edil opositor, el nacionalista Carlos Pérez D’Auria, que generó el expediente (03898/2006) apoyando la idea.
Giachetto requirió, porque era su costumbre, informe de la comisión de patrimonio y obtuvo respuesta favorable del presidente, Prof. Alberto Cruz, que dijo que sus antecedentes “lo perfilan en forma inmejorable para hacerse acreedor a ese reconocimiento”.
Giachetto envió iniciativa a la Junta en mayo de 2006 admitiendo que había otra idea para denominarlo “Alfredo Zitarrosa” y el proyecto terminó en un cajón.
EL TEMA SE RETOMA
El 13 de julio de 2010 ahora desde la presidencia de la Junta, Pérez D’Auria retoma el tema y con su firma digital y la del secretario de la Junta, Alexis Pérez, el expediente vuelve a la intendencia.
El 27 de abril de 2012 desde el departamento de Cultura, nos tocó informar acerca de estos acontecimientos: pedimos que se tengan en cuenta las solicitudes de Riva Buglio y Pérez D’Auria, se funden los argumentos en los expedientes 03776/2005 y 03898/2006 y se eleve a consideración de la Junta la solicitud de dar al teatro de varano el nombre de Beto Dibarboure, autorizando la colocación de “una placa que lo recuerde”.
BETO DIBARBOURE
Beto Dibarboure, según consta en el escrito de Riva Buglio, fue fundador del Frente Amplio, creó un comité de base en su barrio, fue candidato a intendente por este partido y mantuvo su militancia durante la dictadura.
A estos méritos deben agregarse muchos otros: fue jefe de la Caja de Jubilaciones, periodista (profesión que usó para fomentar Florida y expresar su amor por Florida), escritor (autor de Un abril para Florida), docente, promotor de la cultura, dirigente deportivo y deportista (uno de los primeros boxeadores que tuvo Florida) y según Riva Buglio “hombre de afectos muy profundos”.
LA GRANDEZA DE OTROS
La idea de que impulsáramos su nombre no tiene, evidentemente, connotaciones políticas. Tiene sí el respeto por quienes han luchado por otras ideas, pero por sobre todo, el propósito integral que se plasma en la carta de Riva Buglio: “darle el nombre de alguien a una calle, una plazoleta, un edificio, etc., implica valorar que esa persona ha tenido una trascendencia social; que ha trabajado por la gente y con la gente; que ha sabido dejar de lado los intereses personales para atender a los comunitarios; que sus obras se hayan realizado en Florida y de alguna manera en ella perduren; que haya trabajado con espíritu abierto, amplio, aunque su perfil no haya sido de los que han  adquirido mayor notoriedad”.
DEMOSTREMOS GRANDEZA
“Es que siempre nos ennoblece reconocer y valorar la grandeza de otros”, agrega Riva Buglio en su exposición de motivos.
Una iniciativa de frenteamplistas, que oportunamente contó con el impulso de un edil nacionalista, que fue recibido y fundado por un director batllista (que ocupa un cargo en una administración del Partido Nacional) y que ahora es impulsada por el gobierno del mismo partido blanco llega a la Junta por segunda vez. Ha sido Carlos Enciso quien, finalmente, ha venido a proceder con apertura de mente y espíritu, sin sesgos ni partidismos.
Después de tanto ojalá hayamos aprendido esta lección y finalmente elevemos la mira y pongamos a este nombre el teatro de verano que merece.
(Publicado en El Heraldo el 02/04/2014)


*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario