Libros y centro cívico

Álvaro Riva Rey*
30/04/2014 - En estos días hemos iniciado la reforma de la Biblioteca Municipal de Florida y además de algo de pintura, algún tabique, anaqueles nuevos y novales actualizadas para lectores de hoy, se proyectan algunos cambios que podrían ser importantes, con miras a la actualización de su rol en la sociedad.
Se trata en efecto de una biblioteca con libros, está claro, pero se trata también de una biblioteca que compita en el escenario cultural, tratando de captar lectores y sirviendo a nuevas causas.
La idea es una biblioteca como centro de desarrollo social y de las personas, bibliotecas que contemplen y traten de satisfacer necesidades de la sociedad, acorde con los cambios que han sufrido muchas bibliotecas del mundo en la última década, que han logrado reposicionarse en un mundo diferente.
ALGUNOS DATOS DE INTERÉS
Según Beyond Access, una fundación destinada a fomentar la conectividad entre bibliotecas mundo.
Existen en casi todos los países sin que tenga que ver su nivel de desarrollo económico.
En muchos países se utilizan como centros cívicos o de crecimiento económico y son muchos los que las utilizan como base para trabajos de desarrollo.
En Colombia (especialmente en Medellín), por ejemplo, hay programas que reinstalan bibliotecas como centros deportivos y cívicos, con la intención de reducir la pobreza y la violencia.
CÓMO INSERTARNOS
La idea de formar parte de un movimiento mundial de desarrollo de bibliotecas es ambiciosa y requerirá mucho esfuerzo, pero es evidentemente tentadora.
Con el fin de explorar una posibilidad así para la biblioteca de Florida es que nos hemos unido al trabajo con Beyond Access y la Biblioteca Nacional. Pretendemos ser parte de un programa que incluya al Uruguay, involucrando a la fundación y a Antel.
Procuraremos insertar nuestra biblioteca en este proceso y en el Sistema Nacional de Bibliotecas, pese a que aún carecemos de técnicos especializados.
Y ASÍ COMIENZA
En estos días estamos dando los primeros pasos. Hemos adquirido tecnología y estamos remozando algunos espacios.
La noticia ha movido ya a muchos floridenses que en estos días han ido a consultar sobre los nuevos servicios. Procuran inscribirse como lectores y buscan conocer el nuevo catálogo, algo en lo que empezaremos a trabajar en breve.
Mientras trabajamos con Beyond Access y la Biblioteca Nacional en la confección de un proyecto para conectar la biblioteca con el mundo.
La posibilidad de trabajar en una biblioteca digital y poner los espacios al servicio de otras instituciones sociales es parte del programa en el que ya trabajamos.
DE ACÁ Y DE ALLÁ
La biblioteca está recuperando el rol que nunca debió haber perdido. Sus funcionarios asumen nuevas tareas, el público empieza a mirarla con otros ojos, recupera protagonismo cultural y se proyecta como un escenario para la acción social.
Hemos dicho que 2014 es el año de la biblioteca y en eso estamos.
(Publicado en El Heraldo el 30/04/2014)

*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario