La movida y sus repercusiones

Álvaro Riva Rey*

14/01/2015 - Cerrando ya la gestión, son muchos los frentes sobre los cuales podríamos evaluarla.
Un museo histórico reabierto con nuevo inventario,  un museo de artes creado de la nada, con sus talleres de plástica y fotografía; un Carnaval con presupuesto propio, un carnaval de niños donde antes había un carnaval infantilizado; una biblioteca comprando libros (sí, ¡comprando libros!) con tecnología informática, dos salas nuevas y otras en proceso; un centro para las artes escénicas en formación; un centro cultural con auditorio y actividad plena; una escuela de música con orquesta sinfónica y próximamente, coro, un núcleo sinfónico en Sarandí Grande; un teatro con presupuesto y gestión propia, además de un proceso de inversiones sin precedentes desde su inauguración; un programa llamado Un abril para Florida y una Semana de la Florida presupuestada.
Dos casas arrendadas, una para el museo y otra para la sinfónica, más salas agregadas a la cultura, como la sala Spinelli, el Espacio Curuchet o la sala Cúneo, con exposiciones permanentes y acervo propio.
Más de 20 bibliotecas infantiles donadas, tres bibliotecas populares creadas, un infocentro en proceso de creación.
Un marco jurídico para el patrimonio, una comisión  y un instituto que han creado ya los primeros 4 patrimonios departamentales…
7 AÑOS EN 5
Dicen que “los tiempos de la administración” no son los tiempos de la actividad privada y es verdad, que todo es más lento, más burocrático, más entreverado y es verdad.
Para superar estos obstáculos típicos de la administración pública hay que tener una avanzada en línea, en la que unos avancen por su lado y otros por el suyo. No es un frente, son varios.
Así, a la misma vez, hemos logrado que museo, teatro, biblioteca, centro cultural, sinfónica, escuela de artes, apoyo a instituciones, carnaval y otros programas avancen a la misma vez, en paralelo.
Esto ha permitido hacer que los programas lleguen juntos, desarrollen sus programas y ejecuten sus presupuestos.
SURGE UN PARADIGMA
Sin embargo, y luego del éxito de la 4ª Movida Tropical, que ha demostrado que Florida está apto para enfrentar grandes desafíos de organización, Florida comienza a identificarse con la música tropical.
Hemos planteado ya la idea de que Florida podría tener una feria tropical a cielo abierto, si este proceso de crecimiento de la Movida Tropical sigue avanzando.
Hoy hay posibilidades de replicar la Movida Tropical en otros escenarios. Hay quienes quieren llevar adelante secuelas tropicales de verano; al aire libre y en otros puntos del departamento.
Pero hay quienes piden música tropical floridense porque, de algún modo, la música tropical nos representa.
¿Qué tan lejos puede llegar esto? Tanto como el ingenio popular lo permita. Se trata de soñar y de creer que, sin competir en otros rubros que ya han sido acaparados por otros, Florida pueda tener otros escenarios que permitan seguir disfrutando del género.
EL TIEMPO DIRÁ
Si algo hemos visto en este tiempo es que Florida tiene mucho más para ofrecer de lo que Florida cree: músicos jóvenes tocando en Estados Unidos y Europa, artistas plásticos exponiendo en otros puntos del país, un modelo de gestión de patrimonio en expansión, un teatro que puede ser escenario de una feria internacional, un centro cultural con museo de artes visuales, un museo histórico conectado al mundo… y un modelo de gestión de mega espectáculos que nos proyecta en el escenario de la cultura y el turismo, sólo por citar algunos.
La Movida Tropical es un acontecimiento cultural con el que Florida puede perfectamente identificarse, tanto como podría hacerlo por su tradición ecuestre o su movimiento sinfónico.
Es decir, Florida podría ser el departamento de la música, la plástica, la danza (clásica o folclórica) o el teatro... La cuestión es proponérselo.

*Periodista, director de El Heraldo y Director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario