A lo ancho y a lo alto


Álvaro Riva Rey*
21/12/2016 - Hemos crecido. Los números lo demuestran. Mucha más gente ha participado este año de las actividades que veníamos promoviendo desde que iniciamos, en 2010, el primer mandato de Carlos Enciso.
La prédica, el tesón, el trabajo de cada uno en su área, ha hecho que los servicios del área de la Cultura tuvieran un crecimiento importante, primero que nada, en participantes. Más gente sumándose.
Es posible que haya más de una teoría acerca de cuál ha sido el motivo. Nosotros queremos creer que ha sido fruto de años de creer en un modelo de gestión enfocado hacia la gente, en el que la gente debía creer.
Había que pagar un derecho de piso. A la gente le cuesta enrolarse en actividades pasajeras, que no tienen un fin claro o un propósito.
Para esto fue necesario, primero, establecer el diálogo. Decenas, cientos de conversaciones, reuniones, entrevistas con grupos sociales, artistas, talleristas, clubes sociales, vecinos…
El mapa de la cultura de Florida requirió este esfuerzo que fue -ha sido y sigue siendo- cotidiano.

MÁS ACTIVIDAD MÁS GENTE
Como fruto de ese diálogo es que hemos ido incrementando la actividad. No “llevamos” nada que la gente no hubiera pedido antes. Desde un grupo de tejido o crochet que luego se trasforma en la razón social de una comunidad que celebra ese día como si fuera una liturgia, hasta un grupo de música o un taller de percusión.
El Carnaval, las colaboraciones, los espectáculos y todo cuanto hemos hecho, ha tenido un punto de contacto con la comunidad. Este año, con el equipo de cultura, hemos tenido reuniones en localidades que esperan sumarse a la lista de 10 a las que atendemos con cursos o talleres.
La evaluación de la recorrida de fin de año, en contacto con las comunidades, nos ha permitido evaluar el resultado: más gente ofreciendo más calidad. Crecemos a lo ancho a lo alto.
Y más gente quiere formar parte de esa lista.

CUANDO DE MEJORAR SE TRATA
A ese aumento de poblaciones debemos agregar un aumento en la calidad el producto cultural.
Hemos logrado que nuestra orquesta sinfónica ofrezca su primer concierto internacional, en Porto Alegre, en un teatro de nivel internacional.
Hemos logrado un salto de calidad en las creaciones del taller del artista plástico Roberto Cadenas y hemos insertar a un grupo de niños en el Coro Nacional de Niños del Sodre, algo que mete a Florida en la ruta nacional de la música culta.
Otras ofertas han llegado a la Dirección de Cultura, alguna de las cuales estamos analizando, porque estos procesos no tienen fin: una vez que apresamos la punta de la madeja, es cosa de ir jalando.
Pero esto llega también a los talleres de percusión que hemos hecho con gente de Fray Marcos y Casupá gracias a un convenio con La Coruña. De allí saldrá una cuerda de tambores para los carnavales locales y, muy posiblemente, también para Florida. Porque también nuestro Carnaval empieza a ser un lugar al que mucha gente espera poder llegar.

PLANIFICAR EL 2017
Comienza 2017 y es tiempo de programar. Ahora con compromisos en otras áreas, como es el deporte. Cuando los recursos no abundan, lo que hace falta es el ingenio y es a eso a lo que estamos apelando cuando nos reunimos con las organizaciones privadas, es decir, con la sociedad.
Porque la idea es que ese modelo de desarrollo pueda aplicarse en otras áreas, porque esa masa crítica es imprescindible para alcanzar la calidad.
Es tiempo, entonces, de ratificar la ruta, de poner el acento allí donde la comunidad se compromete y seguir trabajando codo a codo con los vecinos, especialmente con aquellos que así lo desean.


*Periodista, director de Cultura