A la hora del balance

Carlos Enciso con el director y jóvenes músicos de la Orquesta Sinfónica Infantil Juvenil de Florida.


Álvaro Riva Rey*
11/02/2015 - Carlos Enciso renunció con la esperanza de postularse para la reelección y quienes compartimos la tarea con él hemos quedado con una doble responsabilidad, seguir avanzando con el ritmo vertiginoso que imprimió a su gestión, seguir interpretando sus líneas estratégicas.
Ha asumido Macarena Rubio, otra compañera comprometida con la idea, que ha tenido una importante responsabilidad en estos cinco años compartidos, que está más que calificada para la tarea y además tiene el componente de una puntillosa obsesión por la transparencia.
Ya habrá tiempo para balances definitivos, pero es bueno reflexionar sobre algunas líneas de acción que han sido paradigma de una administración signada por dos ideas: “hacer lo que hay que hacer” y hacer de Florida un “departamento abierto”.
EL SER HUMANO EN EL CENTRO
La administración Enciso ha sido una administración “de contacto”, “de proximidad”, “abierta” o “#cercadelagente” (según el hastag que la define). Desde el principio Enciso puso a sus directores en línea con la gente: no hay ningún director que no haya tenido esta premisa escrita en primera hoja de la agenda.
Esto generó un diálogo continuo que, en el mediano plazo, nos dio la posibilidad de construir la trama de la cultura en el departamento: pintores o grupos de plástica, talleres literarios, lectores, organizaciones sociales, clubes, grupos musicales o de carnaval, grupos de teatro, además de las decenas de grupos vinculados a los cursos de la Escuela Municipal de Artes y Artesanías de Florida.
En contacto y diálogo constante.
POLÍTICAS PÚBLICAS Y DE ESTADO
Visualizar el departamento como un conjunto y comprender que hemos sido parte de un equipo de gobierno al servicio del departamento, nos ha permitido desarrollar políticas públicas orientadas a la distribución equitativa.
Si hoy hay 18 espectáculos de Carnaval en Florida y 42 espectáculos en el interior, es porque hemos atendido la demanda colectiva, hemos escuchado las voces y hemos contemplado lo que cada una de ellas requería.
Las políticas públicas han sido el resultado de esa estrategia principal: con la gente y con las orejas bien abiertas.
POLÍTICAS DE ESTADO
Lo más difícil es generar políticas de Estado, es decir, esas políticas públicas que trascienden en el tiempo.
Como en algún momento fue la Escuela de Artes una estrategia cultural extendida e incluyente, hoy tenemos otros fenómenos culturales que aspiran a esa categoría: el movimiento sinfónico es uno de ellos, la política de patrimonio es otra.
Esa es la cuarta pata de este proyecto: que tenga visión y perspectiva de futuro. Que trascienda a un mandato.
EN ESO HEMOS ESTADO
Quienes han vivido reclamando dinero para la Cultura, ahora dicen que el dinero invertido en Cultura es despilfarro.
Pretenden oponer resistencia a este aluvión transformador, este ventarrón que ha puesto a Florida en la escena nacional y que ha puesto a la cultura en el centro del debate y no en la periferia.
Ya llegará el momento de rendir cuentas al soberano y explicar esto. Y ya llegará el momento, también, de confrontar modelos, si es que hay modelos para confrontar.


*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario