Más fácil con la cara pintada

Álvaro Riva Rey*
17/08/2014 - El 22 de agosto me tocó intervenir en un incidente en el que jamás hubiera querido estar. Tuve que interponerme entre el artista Carlos Barceló (director de Sociedad Anónima) y la funcionaria Milka Gurgitano (compañera de equipo), para evitar que el primero golpeara a la segunda.
Para Barceló fue tan grave el modo en que Gurgitano le pidió que retirara el vehículo de donde lo había estacionado sin permiso, que era suficientemente mérito para espetar una sarta de exabruptos, maldiciones, agitar los brazos con tal hostilidad que dejó fríos a los testigos.
Había funcionarios, padres, madres y niños de la Sinfónica Infantil Juvenil de Florida que aguardaban por la puerta de Barreiro, en el teatro, para salir con atriles, sillas e instrumentos que serían trasladados de vuelta hasta la casa de la sinfónica; todos testigos involuntarios de un incidente lamentable.
EVITANDO UN MAL MAYOR
Poner fin al incidente allí mismo era imprescindible y para eso se actuó. No había intención de llevarlo a la seccional 1ª, ni de derivarlo a la Justicia. Se trataba de salir del trance del mejor modo posible, de ponerle punto final.
Pero no ocurrió. Barceló nunca llamó a nadie, no expresó arrepentimiento, ni presentó disculpas. Nada. Luego supimos, gracias a los periodistas, que se sintió víctima y que dice haber sido ofendido por la funcionaria que le pidió que retirara el vehículo. (Lo que le hace merecedora de una tunda o una nalgada ejemplarizante, ¡vaya!  Bien de machos, ¿es moda en Cerro Ñato, Barceló?)
Fue en una actuación en el teatro 25 de Agosto que ofreció Sociedad Anónima luego a beneficio de una cooperativa (y esto estaba agendado de antes y no se pensó causar daños a nadie suspendiendo nada), que el Sr. Barceló bromeó (con la cara pintada) una disculpa para una supuesta “Sra. Belkis”, lo que sonó a más a burla que a otra cosa.
LA VERDAD SEA DICHA
La noticia corrió ayer como reguero de pólvora gracias a Luis Gama, director nacional de Loterías y Quinielas: la intendencia negó el teatro a Sociedad Anónima.
Apenas intentamos decir en público (a través de Exitorama Siglo XXI, y por gentileza de Ruben Mario del Castillo y de La  Nueva Radio) lo que antes habíamos explicado personalmente a Gama, enseguida surgieron voces que sabían del hecho más que nosotros mismos.
Voces que, en honor la verdad, intentaban bajarle mérito a la verdad en beneficio del descomedido Barceló. Fue evidente. (Ética periodística de los perros de Pavlov: se les hace agua la boca cuando escuchan su campana)
¿Por qué no contaron la verdad desde el principio si la sabían? ¿Por qué intentaron bajarle decibles luego, cuando en efecto confirmaron que el hecho existió?
POR RAZONES POLÍTICAS
Por razones políticas. Es evidente. Una vez publicada la verdad, la misión era rebajarla.
Cuando todo el mundo suponía que Barceló no actuaría más en Florida porque por lo visto hasta entonces lo había hecho por amiguismo, en 2011 lo llamamos para hacer las “antesalas” de Carnaval y desde entonces lo consideramos parte de los espectáculos, todos los años.
Lo contratamos por su valor artístico, dejando de lado su sesgo político, porque nuestra misión es contratar arte para todo, no discurso para algunos.
Luego del incidente entendimos que no había mérito para llevar el asunto a la policía o la justicia, pero había razones para no recibirlo ni ser sus anfitriones.
No tenemos por qué hacernos cargo de gente ruda, maleducada o sin modales mínimos y por eso le pedimos a la Dirección de Loterías y Quinielas cambiar el espectáculo.
PARA BENEFICIO PROPIO
El espectáculo con el que la Dirección Nacional de Loterías y Quienes dice haber pensado para “beneficio a Florida” es un espectáculo más de los tantos que la intendencia de Florida ha contratado, excepto por algo: es promocional de los sorteos de lotería de la DNLQ.
¿Por qué tiene que ser gratis y en el teatro? Ni era indispensable lo primero, ni era condición sine qua non lo segundo. Los bolilleros de la lotería no son el Ballet Nacional del Sodre...
Ni nos quita ni nos lo quitaba el sueño la DNLQ, Gama, Los Gauchos Patones ni Carlos Barceló, en un país que está lleno de excelentes oportunidades artísticas: ¿no nos desternillamos de risa en el mismo teatro con Parodistas Los Zíngaros y Pinocho Sosa?
LAS COSAS EN SU SITIO
Carlos Barceló ni su grupo participarán en actividades del Departamento de Cultura porque tuvo una actitud despreciable –defendible sólo por sí, sus amigos políticos y la ética según Pavlov- frente a niños, niñas y adolescentes de la sinfónica, sus padres y los funcionarios que estaban a cargo, entre los que me incluyo. No busquen otra causa, no existe.
Florida no se perderá la belleza ni el esplendor del sorteo de Loterías y Quinielas ni del show de Sociedad Anónima porque se realiza en el Centro Democrático; eso sí, Luis Gama dejó claro que es por su gracia así que no me agradezcan la gestión.
Y vean que lo que les he dicho es a cara descubierta, no suelo pintármela ni hacerme el chistoso para decir las cosas a la gente.
(Publicado en El Heraldo el 17/08/2014)
*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario