Las falsedades de Glenda Rondán



Álvaro Riva Rey*
15/02/2015 - Glenda Rondán, nueva directora nacional de Centros MEC, ha dicho a la revista Caras y Caretas que “el ex intendente de Florida, Carlos Enciso, nos echó del local. Teníamos firmado un convenio y nos echó”.
Dijo además, que “ya pronto vamos a tener otro local. Pero yo voy a ir a Florida, y lo que estoy diciendo acá lo voy a repetir en todos los canales y todas las radios. La gente tiene que saber lo que pasó y por qué se cerró el Centro MEC, para que después no le pasen facturas a este ministerio que no tiene por qué pagar”.
Agregó además, que averiguará “cuáles fueron las razones que llevaron a Enciso a retirarle el local al MEC”.
Se las explicaremos:

GLANDA NO SABE QUE (I)
Si Glenda Rondán se hubiera interesado antes de hacer estas declaraciones, sabría que en 2013 formamos un expediente (Nº 04344) pidiendo información sobre la inversión en 2012 de Centros MEC Florida, lo que el MEC nunca contestó.
Sabría que mientras su predecesor Roberto Elissalde decía que se invertían un promedio de $ 4.500 por centro MEC por semana en el país, mi predecesor, el Dr. Daniel Ayala aseguraba que invertía en Florida $ 1.000.000 al año, es decir, $ 2.000 por centro por semana.
Sabría que entonces la inversión declinaba año a año, que pasábamos de 36 a 24 espectáculos, de 34 a 14 contratos en el departamento y de 7 a 3 en Montevideo.
Sabría que Carlos Enciso fue uno de los primeros intendentes en ratificar el contrato de su predecesor (Juan Giachetto), y que en 2012 había logrado –instalando nuevos centros en el departamento- que Florida tuviera el 9% del total de centros del país.

GLANDA NO SABE QUE (II)
Si hubiera levantado el teléfono, Glenda Rondán sabría que en 2014 iniciamos otro expediente (Nº 00216) para recuperar el salón para la biblioteca solicitando el traslado del Centro MEC hacia la Casa de los Deportes. (Y si no tenía un teléfono pudo haber pedido el oficio que obra en poder de la Dirección Nacional de Centros MEC)
Sabría que en 2014 iniciamos (con el Sistema Nacional de Bibliotecas) un programa de recuperación de la Biblioteca Municipal de Florida que hasta entonces era el trastero del Centro MEC.
Sabría que el lunes pasado, a las 14:00, compartimos con la ministra María Julia Muñoz la inauguración de un curso sobre “Espacios de inclusión digital: el papel del bibliotecario en el desarrollo local”, programa del que somos parte desde 2013 junto a Antel y la Biblioteca Nacional.
Y sabría que el 23 de abril vamos a inaugurar las mejoras de una biblioteca que ahora tiene libros, tecnología, salones decorosos y ganas.

GLANDA NO SABE QUE (III)
Si hubiera consultado la propia información que posee en su despacho sabría que de 17 personas que Centros MEC Florida tenía contratadas en 2009, cuando se fue el FA de la intendencia, pasó a 41 en 2013, porque justo -¿no es curioso?- “el tipo de actividad ha variado sensiblemente”: el MEC había empezado a contratar personas y eso representaba U$S 200.000 al año.
Si hubiera llamado a Carlos Enciso sabría que ratificamos el contrato suscrito ante el subsecretario anterior, Oscar Gómez, y que intercambiamos mails iniciando un proceso que se frustró cuando del coordinador de Centros MEC de Florida profirió impresentables exabruptos y descalificaciones.

GLENDA NO SABE QUÉ
“Yo no quiero ser injusta, no hubo algo que me dé para agarrarme y saber cuál fue la razón”, dijo y es injusta porque no tiene de qué agarrarse.
Dice una falsedad cuando afirma que “simplemente dijeron: ‘acá no pueden estar más’. Si en ese lugar no se podía estar, el intendente tenía la obligación de buscar un sitio alternativo”.
La razón era justificada: la recuperación de la biblioteca. Existía un sitio alternativo. De todo hay noticia en su propia dirección.
Dijo de Enciso, además, que esto “debe ser porque estaba en campaña”, y agregó que estas cosas ocurren “cuando el intendente antepone los intereses políticos a los del país” y agregó que “a veces juega más la búsqueda del voto que el interés por los ciudadanos”.
Esta descalificación infame sólo puede ser imputable a la ignorancia, porque no nos cabe que sean fruto de la mala fe.
Glenda Rondán amenaza con venir a Florida para repetir estas falsedades “en todos los canales y todas las radios”.
Cuando se digne bajar de ese edificio de cristal con hermosas vistas al mar (que por lo visto marean), estratégicamente ubicado de espaldas al interior, aquí estaremos esperándola para ilustrarla “en todos los canales y todas las radios”, porque la gente tiene que saber lo que pasó.


*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario