De polémicas y actividad física

Posta pasos, una competencia que va en la linea de la actividad física para una mejor calidad de vida.

Álvaro Riva Rey*
Un fuerte debate acaecido en torno a la participación de una delegación de jóvenes deportistas florideneses en un campeonato en Argentina ha generado algunas confusiones que bueno es aclarar.

BENEFICIOS DE LA ACTIVIDAD
En primer lugar, porque tenemos un modelo de gestión de escuelas deportivas de otros tiempos, cuando la actividad física era sinónimo de deportes y éstos, a su vez, de actividad física vigorosa.
Hoy, gracias a investigaciones que tienen más de 40 años, sabemos de los beneficios para la salud asociados a la práctica regular de actividad física y ejercicios aeróbicos.
Sabemos que 30 minutos diarios (o de varios días a la semana) de camionetas y actividades de intensidad moderada proporcionan importantes beneficios a la salud.
Hablamos de reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis y algunos tipos de cánceres asociados al sedentarismo.
Subir escaleras, caminar rápidamente, montar en bicicleta cada día contribuye a reducir el estrés, aliviar la depresión y la ansiedad, estimular la autoestima y mejorar la claridad mental y en caso de escolares, el rendimiento académico y el sentido de responsabilidad personal y social.

¿QUÉ FOMENTAMOS?
En segundo lugar, porque tenemos una estructura presupuestal que no está en consonancia con los resultados deportivos. Florida tiene el segundo presupuesto más grande del interior en docentes y escuelas municipales (detrás de Maldonado) y se ubica entre los tres departamentos con peores resultados en competencias de alto rendimiento.
Tenemos muchas medallas obtenidas por planteles adolescentes, pero no tenemos o tenemos pocos planteles de alto rendimiento destacados, seguramente porque una vez que egresan de las escuelas, Florida no les ofrece la forma de desarrollar sus habilidades competitivas.
¿Cómo es posible, entonces, que departamentos que tienen menos docentes y presupuesto tengan mejores resultados que Florida? Porque tienen instituciones deportivas privadas fuertes, competencias locales y un sector privado más activo y comprometido.

POLÍTICAS PÚBLICAS
Cuando el intendente Carlos Enciso inició la política de las plazas aeróbicas y creó la ciclovía, tuvo visión respecto de lo que decíamos arriba. Abordar el tema de la actividad física, combatir las enfermedades no transmisibles, involucrar a la sociedad. 
Esto implica políticas de urbanismo y obra pública (plazas, zonas verdes, ciclovías y plazas de aeróbicos), de salud pública (pesquisas y divulgación de los beneficios de la actividad física) y, por supuesto, de promoción de las actividades físicas y los paseos al aire libre.
En el mundo desarrollado hay hoy más planes públicos de caminatas guiadas e instrucción para el uso de las aparatos colocados en las plazas, que de deportes propiamente dichos, muchos de los cuales son financiados por el sector privado. Existen clubes, marcas patrocinadoras y actores interesado en promover esto.
El ejemplo de las diferentes formas que ha adoptado el ciclismo en Florida es uno de los más claros de desarrollo y fomento de la actividad privada.
De hecho, existen más padres dispuestos a pagar viajes para que sus hijos compitan, que hijos dispuestos a pagar actividades para que adultos mayores gocen de una mejor calidad de vida, lo que alcanzaría con caminar un rato al aire libre.

SIN MANIQUEÍSMO
Quienes dicen que no apoyamos esto o aquello procuran instalar un debate manqueo, con el fin de agitar los ánimos y así mantener ciertos privilegios de los que han gozado. Si los padres pueden pagar una cuota y reunir un dinero para viajar, ¿qué les impide fichar deportistas en clubes privados y llevar sus colores? Seguramente por allí tendrán mejores resultados que viajando una vez al año.
El mundo moderno, la vida moderna, nos obliga a transitar otros caminos. No podemos planificar los próximos 30 años haciendo lo mismo que 30 años atrás.
Nos esperan los sedentarios, los adultos mayores, los jóvenes y niños de barrios y pueblos económicamente deprimidos, los discapacitados, grupos sociales que, por años, han quedado fuera del reparto de los recursos públicos.
No es la lucha de los buenos contra los malos. Es el cambio social que nos obliga a estar a la altura de las circunstancias.
Allí estaremos, dando una lucha e insistiendo en estas ideas de cambio, batallando contra los conservadores y algunos viejos lobbies.
He aquí nuestro compromiso, el que hemos asumido en consonancia con las ideario de Enciso.



*Periodista, director general de Cultura.