La cultura quedó

Álvaro Riva Rey*
07/12/2015 - Corren días de evaluaciones. Cerrar el año, pasar raya y prepararse para iniciar uno nuevo.
Claro está que ha sido un año complejo. El año electoral acarrea cambios y el abordaje de asuntos que no son corrientes, por lo que el primer año ha sido, una vez más experimental.
Al principio del primer gobierno porque hubo que instalarse y realizar el primer presupuesto. Esta vez porque todo exige elevar un nivel, dar un paso más hacia delante. Mejorar.
El gobierno de Carlos Enciso se prepara para una gestión nueva y lo hace por todo lo alto.
Como nos ha tocado una parte de ese balance -Cultura, Deportes y Juventud- es que ofreceré a continuación algunos de esos datos.

ALGUNOS DATOS GLOBALES
Hemos organizado la Movida Tropical, el carnaval, Rock en Florida, Miss Juventud y Miss Florida (que será el 20 de diciembre), hemos ofrecido 76 espectáculos en el interior del departamento y 16 en Florida, por un monto aproximado a los $ 634.000, hemos atendido a 1.450 nadadores en la Piscina Municipal, incorporado 394 nuevos lectores en la biblioteca, adquirido 20 bibliotecas por un monto total de $ 100.000, hemos recibido a 156 curcillistas en el Espacio de Inclusión digital, atendido a 150 jóvenes en la Sinfónica de Florida y a 42 en el Núcleo de Sarandí Grande, hemos fundado un coro, ofrecido 26 conciertos, hemos atendido 53 espectáculos en el teatro y recibido a 21.500 espectadores, tenemos dos museos funcionando, hemos organizado 25 exposiciones pictóricas, tenemos alrededor de 430 participantes en cursos y talleres ye hemos prestado servicio de galería por 180 días en el Centro Cultural Florida. Tenemos docente atendiendo talleres en 18 localidades.

EN VARIOS FRENTES
Extendimos el programa “Aprendiendo con los Campeones” a 10 localidades, instalamos el Programa Departamental de Atletismo y creamos la Comisión Administradora del Estadio Campeones Olímpicos (CAECO).
Recibimos a Selección Nacional de Natación en las categorías menores de la Federación Uruguaya de Natación.
Tuvimos una biblioteca móvil que circuló por 6 escuelas, hicimos convenio con Anteleduca y la Biblioteca Nacional para la apertura del Infocentro y ya atendimos a 60 beneficiarios del Plan Ibirapitá.
Tenemos un ensamble que participó en el 2º Festival Internacional de Bronces en el SODRE, y nuestro coro de niños debutó en la Auditorio Nacional Adela Reta con un concierto internacional y actuó en el Palacio Legislativo, en los 30 años de Democracia.

SIN POSTERGACIONES
Enumerar todo es imposible. Decenas de pequeños actos que van haciendo una sumatoria de la que, evidentemente, nos sentimos orgullosos.
Ha habido gestión, presupuesto y, contra todo pronóstico, un fenómeno cultural creciente, al que se une cada vez más y más gente, que llegan por las diferentes puertas que la institución abre: música y canto, literatura, artesanías, expresión plástica, fotografía, teatro...
Y todo esto sin que Cultura se viera acorralada, menospreciada y disminuida por la situación económica. Los recortes no fueron más que los que afectaron a otros sectores de la administración.
Este es un mérito que puede exhibir orgullosa la administración Enciso.

CRECIMIENTO COLECTIVO
Hay, sin embargo, áreas que no son tal fáciles de evaluar y que responde, generalmente, al rendimiento o la productividad de los trabajadores del área que, siendo los mismos que al principio, han logrado multiplicarse en las tareas.
El trabajo en el equipo es lo que está por detrás de todos estos “logros”, si es que así puede llamarse al resultado del trabajo constante, cotidiano.
El crecimiento colectivo, la experiencia recogida y el deseo de instalar “políticas públicas” que tengan continuidad en el tiempo, han sido lo que nos ha permitido desarrollarnos, crecer y madurar.
Encarar un nuevo gobierno requiere una revisión y de ésta surgirán las novedades. Consolidar lo que hay, instalar lo nuevo y pensar una Florida culturalmente inclusiva es la tarea. En eso estamos.
El año pasó. La cultura quedó.


*Periodista, director de Cultura.