Gestión cultural y conservadores

Álvaro Riva Rey *
En marzo de este año los directores de Cultura del país y la Dirección de Cultura del MEC, a cargo de Hugo Achugar, suscribimos un compromiso con pautas para de un texto legal para la creación de un sistema nacional de cultura.
Allí se incluyó, en el numeral séptimo, el compromiso de trabajar por la profesionalización de la cultura.
Planificar e incentivar la capacitación de los recursos humanos, evaluar y monitorear las políticas públicas en cultura y consolidar y ampliar los instrumentos legales referidos a la seguridad social de los artistas profesionales.
DESARROLLO SOSTENIBLE
La profesionalización de los actores desde el gestor hasta el mismo artista tiene como fin “promover el desarrollo económico y sustentable de la cultura y las artes”.
Esta idea, que sostuvimos desde el inicio de la gestión cuando hablamos de “industrias culturales”, es hoy un tema de confluencia nacional.
Es por eso que al asumir solicitamos al gobierno departamental propusimos crear el cargo de director de la Biblioteca Municipal de Florida para un licenciado en bibliotecología, que llenaríamos por concurso.
No ocurrió así. Lo político venció a lo racional y Florida sigue sin tener técnicos para cargos de administración cultural.
ZAPATERO A TUS ZAPATOS
A nadie se le ocurriría que la división arquitectura quedara en manos de un idóneo, ni que la asesoría notarial o jurídica estuviera en manos de funcionarios de carrera, ni que en el centro médico trabajaran curanderos, y así con todo.
La cultura ha sido, por años, un depósito en el más amplio de los sentidos: se han depositado funcionarios como se han depositado libros, piezas de museo, cuadros, cerámicas o artesanías... En lugar de contratar un museólogo se prefirió cerrar el museo.
El edil Dr. Rafael Cosentino ha vuelto a insistir con la profesionalización de la Cultura, algo que ha comprendido y que le motiva personalmente. Reclama licenciados en bibliotecología y graduados en gestión cultural.
NO ESTAREMOS EN EL MUNDO
Cosentino es hoy –y lo ha sido siempre- uno de los aliados de la Cultura y alguien que ha comprendido cabalmente la necesidad de que la tarea se tecnifique.
Gestionar una biblioteca requiere técnica y tecnología y si queremos que Florida se inserte en el mundo, no puede hacerse de otro modo que no sea contemplando los asuntos de la cultura.
Entendemos que la cultura y las expresiones del arte fortalecen el desarrollo, aportan al PBI y amplían la matriz productiva local, nacional y regional.
Por eso hoy estamos fomentando y apoyando la creación de una asociación de carnavaleros y hemos hecho un acuerdo con la ORT para promover la capacitación de actores culturales para la captación de recursos humanos. La ORT se reunirá con instituciones culturales hoy, en el Centro Cultural Florida.
LA CULTURA NO ES UN LUJO
Con Cosentino, creemos que ha llegado el momento de asumir que la cultura es mucho más que un ornamento, una floritura, un rococó, un lujo. Y creemos, también con él, que en Florida hace falta profesionalizar y capacitar, incorporar técnicos y tecnología. Al sector público y al privado.
Esa es la revolución que nos hace falta a nuestras cabezas, ese es el cambio que se avecina. Lamentablemente hay conservadores –de izquierda y de derecha- que no lo han comprendido.
Lamentablemente para Florida.
(Publicado en El Heraldo el 14/05/2014)

*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario