El terreno está listo

Álvaro Riva Rey*
06/05/2015 - El jueves a las 17:30, algo improvisadamente, tuve el honor de contar con el senador y candidato a la reelección, Carlos Enciso, y la intendenta de Florida, Macarena Rubio, en la presentación de un libro que escribí y titulé “Un lustro de cultura en Florida. 5 años de gobierno del Pájaro Enciso”.
Ocurrió en el Centro Cultural Caycpa, un lugar más que propicio, donde se dio cita un grupo de amigos a los que apenas les dio el tiempo para enterarse de esa rápida convocatoria, generada más por el deseo de ellos mismos, que por la intención de mi libro.
Tres son los objetivos y allí mismo se plasman: rendir cuentas, contribuir a la memoria y dar gracias. Qué hicimos y por qué, y quienes apoyaron con sus ideas, su trabajo y su estímulo.

LOS CAMPOS DE BOURDIEU
Aunque en el libro no se menciona, el trabajo funcionó de acuerdo a la “teoría de los campos” de Pierre Bourdieu, un sociólogo de la cultura que aplica este modelo a todas las actividades humanas.
Para citar el más conocido he apelado al ejemplo del campo del fútbol: hay escenarios, reglamentos, deportistas, técnicas, tácticas, comentaristas y locutores, expertos, hinchas, analistas, campeonatos, clubes, canales de TV, contratistas… Todos interactúan según reglas que ellos mismos conocen, que a su vez están apartadas de otros campos con sus reglas y actores.
La plástica, la música, el teatro, la danza, la literatura tienen, también, sus propios campos y todos requieren un escenario, un lugar donde desarrollarse, un conjunto de actores.
Sin escenarios, sin los protagonistas, sin reglas, artistas, escuelas, públicos, críticos no hay campo y sin campo la actividad no se desarrolla.

CONSOLIDAR LOS ESCENARIOS
Como Estado, a través de las políticas públicas, tenemos el deber de generar esos espacios, con sus presupuestos. Nada es al azar, nada es fruto de la improvisación. La administración Enciso ha llevado adelante esta idea durante cinco años.
Hemos creado o mejorado los espacios físicos y hemos apostado a los contenidos.
Un museo que impulsa inventarios e investiga, una comisión de patrimonio que se especializa y protege, un centro cultural que fomenta las artes visuales (y crea las escuelas), una biblioteca que capta lectores, que forma talleres, que se conecta al mundo, un teatro que invierte en infraestructura, una escuela de música con una orquesta sinfónica y dos ensambles…
Dijimos alguna vez que la administración Enciso iba a ser la que más invertiría en contenidos en la historia de la cultura de Florida y era una deducción simple: ¿cómo no habría de serlo si era la primera en crear un presupuesto para la cultura?
Ahora podemos afirmar que es la que más invirtió en infraestructura y contenidos, con el menor presupuesto en funcionarios.

AHORA PARA ADELANTE
Cada uno de los proyectos ha tenido un correlato en la sociedad. Crece el número de artistas plásticas, crecen los expositores fuera de Florida, crecen los niños en la sinfónica (llegan a 180); crecen las escuelas que visitan el museo y la biblioteca, crecen el padrón de lectores, crece el público en el teatro y el centro cultural, crecen los actores sociales en el interior, gente dispuesta a trabajar por la cultura de sus pueblos…
¿Qué hay que hacer ahora? Usar esa plataforma para el lanzamiento.
La visión es un conjunto de instituciones prestigiosas, un sistema departamental de cultura y esos campos activos, con todos sus actores y accionando el arte en todas sus formas posibles.
Y eso sólo ocurrirá si Carlos Enciso gobierno Florida por cinco años más. Porque también de eso va esta historia de la cultura en Florida.


*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.