Cultura para un segundo lustro

Álvaro Riva Rey*
23/12/2015 - Cerramos el año y cerramos el primer presupuesto de Cultura. El primero de la historia del departamento de Florida.
Hemos estado, por ende, trabajando en el segundo que corresponde al segundo período de Carlos Enciso que fue quien, desde su estímulo y confianza, empujó la gestación del primero y ahora del segundo.

LO QUE DEJAMOS
Termina el ejercicio 2011-2015 y nos preparamos para comenzar el que le sigue, ejercicio que también tendrá su presupuesto de Cultura y que, además, procura dar un nuevo salto cualitativo.
De lo hecho surgen algunas líneas generales: tenemos un sistema de música sinfónica en marcha en Florida y Sarandí Grande, estamos dando forma a una escuela de danzas que esperemos tenga su propio lustro por delante, un centro cultural con un museo de artes visuales (que antes no existía) con acerbo en expansión, un museo abierto (que recibimos cerrado), una biblioteca desarrollando su propio sistema, una red de infocentros en ciernes, un teatro que inició un proceso de transformación (que quedó estancado), un presupuesto para Carnaval y otras fiestas...
Hemos instalado una institucionalidad cultural sólida, que además de tener sus propios programas para ejecutar, tiene recursos humanos capacitados y con ganas.

LO QUE SE VIENE
Para los próximos cinco años, y siempre que el presupuesto se apruebe, incorporaremos la Oficina de la Juventud, un área que se ha incorporado a pleno y que ha mostrado ya su capacidad de gestión.
Desde allí se implementarán algunos de los programas del Departamento de Cultura, que además acrece el área del Deporte agregando una coordinación de deportes náuticos.
Y en caso de unificar los presupuestos, como estamos procurando, generaremos un espacio para el turismo cultural como otra de las áreas que se consolida.
En cinco años creamos un presupuesto y pusimos el Departamento de Cultura en marcha, en cinco más aspiramos a llegar a administrar el 7% de los ingresos netos, lo que es un salto cualitativo y muy significativo.

QUE SEAN PRODUCTIVOS
El tiempo no es el mismo. El país enfrenta condiciones económicas adversas y debemos tenerlo en cuenta. La cultura es un bien no transable que hace al crecimiento intrínseco y genuino de una sociedad.
Es poco probable –aunque jamás descartable- que generemos productos culturales comercializables a gran escala, sin embargo, está claro que cada uno de los que logremos tiene que contribuir al desarrollo colectivo de nuestra comunidad.
Para situaciones diferentes, estrategias diferentes.

CERRAMOS EL QUINQUENIO
El presupuesto culmina el 31 y con él una época. Satisfechos podemos decir que hemos cumplido y que, en gran parte por ello, seguimos administrando y generando cultura en Florida.
La consigna de la segunda administración Enciso es que cada peso vaya en el mismo sentido, todos empujando para el mismo lado: desde la cultura, la obra pública, la descentralización, el desarrollo social, la higiene pública y el tránsito… Todos mirando hacia el mismo lado, el del desarrollo colectivo.
Atrás quedaron los tiempos en que se decía que “la cultura se hace sin plata”. Por delante la idea de que la Cultura tiene su lugar en el presupuesto, aún en tiempos complejos. Porque la cultura no es un artículo suntuario para entretenimiento de las clases altas o las masas, es un motor de desarrollo y de crecimiento, un derecho humano, es la esencia misma de las sociedades.
Para la administración Enciso valen lo mismo quienes enfrentan los desafíos de la vida con el fratacho, como quienes lo hacen con el violín.
Bienvenidos los nuevos retos; felizmente no hay laureles en los que dormirse. Seguiremos en la trinchera.
¡Buen fin de quinquenio para todos! ¡Y feliz Navidad!


*Periodista, director de Cultura.