241.000 dólares invertidos en el teatro

Álvaro Riva Rey*
29/10/2014 - Hemos dicho ya antes que esta administración se tomó la inversión cultural en serio, que ha sido la que más ha invertido en contenidos y, muy probablemente sea de las que más ha invertido en infraestructura.
Hemos dicho que antes no había presupuesto, que el Frente Amplio administró con presupuesto nulo y que fue Carlos Enciso quien decidió que debía haber presupuesto por programa, que es lo que hemos estado haciendo desde que asumimos.
Hemos dicho, también, que el Frente Amplio recibió dinero del gobierno nacional que no invirtió, que nunca aplicó a ningún destino y que fue la administración Enciso la que lo ejecutó y rindió.
Todo esto es verdad, pero es particularmente cierto en el Teatro 25 de Agosto, donde ha existido particular mala fe, debido a una inundación que terminó con algunos alfombras mojados.
LA INVERSIÓN REAL
Como el Frente Amplio no pedirá informe acerca de esto, les informaré personalmente a los lectores, ciudadanos y contribuyentes:
El gobierno de Carlos Enciso ha invertidos en el teatro 25 de Agosto U$S 241.000, U$S 138.000 de los cuales han sido destinado al acondicionamiento térmico, obra que aún no ha culminado.
La diferencia, U$S 103.000, han sido para mejoras de las prestaciones y se han hecho a través de tres fuentes de ingresos diferentes: URBAL III, cooperación internacional europea (que dejó sin ejecutar Giachetto y que terminó ejecutando Enciso), aporte de ANCAP (gracias a una gestión del director Juan Amaro Cedrés a quien Florida debería estar agradecida) y recursos genuinos.
EN QUÉ INVERTIMOS
En 2010, cuando organizábamos la primera Semana de la Florida, vino al teatro la Comedia Nacional y allí se nos advirtió: si se apaga una luz más, no podremos volver, nos dijo el coordinador del elenco.
El teatro aún funcionaba con antiguas lámparas de bujías, que habían sido adaptadas por el personal, en su afán por prestar un servicio digno.
Desde inaugurado el teatro, hace ya 35 años, no se habían cambiado las luminarias y no existían consolas.
DONDE NO HABÍA NADA
Compramos micrófonos inalámbricos, micrófonos vincha, jirafas para micrófono, consola de audio de 12 canales, una caja acústica, una consola para luces, Pack Dimmer X 4, cable 35m 2x2mm con spear, ecualizadores, dimmer, una meduza (que es un cable que nos permite controlar el escenario de frente y no desde el fondo), monitores de piso, luminarias Fresnel, proyector, máquina de humo, lámparas led, Handy (para la comunicación del personal), soportes de luces, lámparas tipo Liko, placas de policarbonato 10mm, el proyecto y la dirección de obra en la fachada, pinturas, luminarias exteriores, grabador - reproductor DVD, luminaria PC para 500 W, lámpara 575W - HPL 230V para elipsoidales, lámpara 500W para luminaria PC, lámpara 500W - 230V para fresnel, panorama de teatro, proyector (cañón), pantalla para proyector, consola de audio y accesorios, compactera doble Dex lector CD y MP3, DVD portátil con puerto USB para pendrive, instalación eléctrica, artefactos de luz, lámpara 575W - HPL 230V para elipsoidal, cable VGA, pintura para piso negro para oscurecer el escenario, fondo antióxido, limpieza y reparación del telón, rampa hierro y madera para el escenario, ménsula para escalones, mantenimiento de iluminación, torres para luces, mantenimiento eléctrico, soportes para parlantes, cartelería para salidas de emergencia…
NADA DE NADA
El Frente Amplio, en la voz de Daniel Ayala, que no invirtió un peso y dejó caer el edificio, la infraestructura técnica y sus prestaciones, hoy pretende hacerle creer a los ciudadanos que la inundación del teatro 25 de Agosto es la peor “hecatombe” que hemos vivido.
Pero la gente no es tonta y sabe que hemos puesto allí lo que jamás hubiera puesto el Frente Amplio, más proclive a dejar el “dinero en caja” y sentarse a ver si empollaba.
¿Podría Florida generar movimiento cultural si una mínima inversión en infraestructura cultural? Jamás.
Hoy, cuando vemos cómo campean los operadores políticos –y en particular Ayala, que festeja el triunfo mientras lame sus heridas por la desidiosa gestión propia- que basan sus estrategias en la mentira, no podemos más que decirles a los ciudadanos que pueden estar tranquilos, no habrá hecatombes y habrá un teatro a la altura de los mejores teatros del país.
Porque Carlos Enciso así lo quiso, porque hemos ejecutado lo nuestro y lo que el Frente Amplio no pudo y porque queremos que quien nos suceda en el cargo siga construyendo sin tener que arrancar de cero y del piso.
(Publicado en El Heraldo el 29/10/2014)

*Periodista, director de El Heraldo y director de Cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario