Un pie en Europa

Álvaro Riva Rey*
15/10/2014- Un acontecimiento histórico ha ocurrido: tres músicos de sistema sinfónico de Florida fueron convocados para participar en la gira europea de la Orquesta Juvenil del Sodre y dos de ellos lo vivieron: Leandro Lapasta y Luis Barbé. Yango Cabrera no pudo viajar por razones familiares, pero seguramente lo hará en el futuro, de seguir la carrera musical.
Nunca, jamás, en la historia de Florida  jóvenes músicos sinfónicos tuvieron tal oportunidad. De hecho, ponerse de pie en el escenario de la Filarmónica de Berlín con un violín o un corno en la mano es, para estos jóvenes, sólo comparable a posarse sobre el césped de Marcaná. Y esto para que los lectores tengan una idea acerca de los escenarios en que estuvieron actuando.
Un hecho histórico imputable a la administración Enciso, que se ha jugado primero que nadie a un proyecto de acción social por la música que hoy es tema para el país y para el gobierno nacional.
¿Cómo se explica que, en Francia, la delegación haya estado encabezada por el ministro Ehrlich en persona?
UN PERIPLO INTENSO
La Filarmónica de Berlín, el Conservatorio de la Música y de la Danza en Estrasburgo, el Conservatorio de París, el Jardin du Champs-de-Mars, el Conservatorio de Nantes, el auditorio de Girona, en España, el Auditorio Nacional de Música de Madrid, el Museo de la Universidad de Navarra en Pamplona y el Palacio de la Ópera de La Coruña en Galicia, fueron los escenarios que recibieron a estos jóvenes.
En todos los casos, ante un público ávido y entusiasta, dieron todo de sí, en cada caso con una energía que ocultaba muy bien las ocho o diez horas de viaje previo, los ensayos, talleres e intensas jornadas de trabajo.
UN CONVENIO EN TRÁMITE
El intendente Carlos Enciso, por resolución Nº 17.286/14, expediente 02194/14,  además autorizar un viático de US$ 2.200 (una porción razonable de los U$S 5.782 que establecía el régimen de la Cancillería que ha sido tema central para quienes pretenden minimizar los hechos) me encomendó “promover acuerdos o suscribir convenios de intercambio o hermanamiento con sistemas sinfónicos de otros países”, lo que ha sido más que un honor.
Con la firma delegada hemos intentado sacar provecho del viaje, lo que podría cristalizarse en caso de prosperar un acuerdo de hermanamiento que quedó sembrado con el conservatorio de Nantes, en Francia.
UN SALTO CUALITATIVO
En la gira de Panamá y Estados Unidos participaron ya dos floridenses: Valentina Zamit y Jaoquín Dávila. Ese fue un primer paso: llevar a los mejores floridenses en una gira internacional.
Esta vez ha sido diferente, porque los tres seleccionados (y los dos que viajaron) lo hicieron como miembros plenos de la orquesta.
¿Qué pasará en la próxima gira? Debería ocurrir que los núcleos de Florida tengan mayor presencia, más músicos jóvenes. Esa debería ser una primera meta.
Si además de esto lográramos suscribir el convenio con Nantes, que tiene los músicos -y una capacitación de nivel- pero no las orquestas, entonces estaríamos poniendo un pie en Europa, abriendo una brecha, una puerta para que nuestros jóvenes puedan soñar más allá de lo que habríamos imaginado.
Y ALLÍ ESTUVIMOS
Me corresponden las generales de la ley por lo que no entraré en el debate sobre si ha sido caro o barato. Lo que es indiscutible es que ha sido conveniente y que, de plantearse un futuro para el movimiento sinfónico en Florida habría que pensar en ir más allá.
En momentos en que se “municipaliza” la campaña electoral y que se toma la gestión de Enciso como referencia para el debate nacional, nos preguntamos: ¿qué hará el Frente Amplio con el movimiento sinfónico en caso de ganar?
¿Achicará el presupuesto para mejorar a las comparsas como reclama Kanela que ya le ha cobrado 5.000 dólares a la intendencia? ¿Devolverá “los derechos” a Sociedad Anónima (que nos cuesta tres mil dólares) como exige el Frente Amplio? ¿Gastará menos para poder contratar a Pitufo Lombardo como pretenden los cerebros del Centro MEC?
Tal vez haya llegado la hora de hablar claro y especular sobre qué harían con el movimiento sinfónico, su extensión en el departamento y una eventual inserción europea, en el caso de ser gobierno.
Ya sé, no me digan nada: lo mejorarán. Porque si algo sabemos es que aunque no sepan cómo hacerlo ni nunca lo hayan hecho, saben cómo mejorarlo.
(Publicado en El Heraldo el 15/10/2014)
*Periodista, Director de El Heraldo y Director de Cultura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario