Allí donde José Cúneo descansa


Álvaro Riva Rey*
22/11/2016 - Niños de dos escuelas de Florida se reunirán hoy para lanzar una actividad que los mantendrá ocupados en 2017: el programa “2017 Año Cúneo”, que dedicaremos a resaltar la figura de José Cúneo, artista plástico que descubrió su sello en las lunas y los ranchos del barrio Prado Español.
La escuela 109, del mismo barrio, emplazada allí donde Cúneo pintó por dos años parte principal de su obra, y la escuela 8, que lleva el nombre José Cúneo, formarán parte del programa que tiene como meta los derechos del niño a través del arte.
El proyecto cuenta con el apoyo de la Escuela “Pedro Figari” de UTU, parte de cuyos docentes y alumnos arribarán especialmente para una actividad de promoción y recreativa, que se desarrollará en el mismo Prado Español.

NIÑOS Y DERECHOS
El proyecto que une a estas instituciones se llama Proyecto Mariposa, que se inspira en un poema escrito por Pavel Friedmann, que fuera deportado de Terezín a Auschwitz el 29 de setiembre de 1944, y que utiliza la imagen de la mariposa como referencia de los derechos del niños.
Así es que la idea de construir un mural con mariposas, utilizando las referencias de Cúneo -lunas y ranchos- fue tomando forma desde que, hace algunos meses atrás, hiciéramos contacto con Marcel Salinas y Virginia Badalá, de la Escuela Figari.
Con un entusiasmo inusual, ambos docentes abrazaron la idea de trasladarse a Florida comenzar a trabajar, junto a sus alumnos, para la realización de un mural hecho con cerámicas partidas, en la técnica del trencadís, que irá tomando forma para que en la primavera de 2017 pueda llevarse a cabo.
Esto involucró a docentes y estudiantes de la Escuela Figari, a la Inspección de Escuelas de Florida, a las directores y maestras de las respectivas escuelas y, poco a poco, a otras instituciones que se irán agregando.

ARTES Y TÉCNICAS 
Este martes 22 de noviembre, dos días después del Día de los Derechos del Niño, los niños de las escuelas 109 y 8 disfrutarán de actividades culturales varias, en una jornada de integración en la que estarán presentes varios docentes de diferentes técnicas que se enseñan en la Escuela Figari.
Coreografías, música, taller de percusión con niños del taller de Fray Marcos, estampados en serigrafía, torno de alfarería, cerámica, pintura y talla en madera son algunas de las actividades que se anuncian.
De allí surgirán las ideas a desarrollar. Los niños, en el correr de 2017, deberán confeccionar los dibujos que al final darán forma al mural, que se instalará en la zona con la idea de revalorizar una área urbana que antaño sirvió para la inspiración de un artista de proyección internacional.
La idea es que los niños, la comunidad del Prado Español y Florida comprendan que Cúneo encontró allí inspiración para crear belleza y que se enamoró de esos barrancos a tal punto, que pidió a su hijo que depositara allí mismo sus cenizas.

TIEMPO, TRABAJO Y AMOR
Todo ha llevado tiempo y trabajo, y seguramente llevará otro tanto. Ha habido que realizar reuniones, realizar el segado de pastizales y limpieza de la zona, coordinar traslados y ajustar detalles.
José Cúneo, sus lunas y ranchos, su vínculo con el Prado Español, nos ha dado tema para reunir a los niños, sus derechos, el arte, la belleza, y la significación de una zona urbana compleja.
El deseo es que, así como Cúneo se enamoró del lugar, paseó sus imágenes por el mundo, supo encontrar belleza en esa zona de la ciudad dónde finalmente fueron depositadas sus cenizas, nosotros también logremos enamorarnos.

*Periodista, director de Cultura.